Llega el buen tiempo y ya estamos planeando nuestras actividades, pero en muchas ocasiones donde mejor te lo pasas en descansando en tu propia casa por aquello de evitar esperar largas colas, maletas y largas caminatas. En ambientes naturales, la presión arterial y la tensión muscular disminuyen, pero el efecto se incrementa cuando el paisaje incluye agua. Y el impacto es, además, inmediato. Al parecer, bastan cinco minutos en una playa para sentir los beneficios de la naturaleza en nuestro cuerpo y en nuestra mente.

Hoy en nuestro viaje tampoco hace falta que hagas maletas. De hecho, no salgas de casa, porque te invitamos a tu propia piscina naturalizada.

piscinas-decorativas1

La combinación de los elementos naturales hace que la piscina naturalizada sea un sistema vivo que tiene sus cambios estacionales, haciendo que se integre en el paisaje o en el jardín, parece que la lámina de agua haya estado siempre en ese lugar.

images

Seguro estarás pensando, ¿Puede un chapuzón en una biopiscina trasladarme a un lugar paradisiaco? ¿Se pueden construir piscinas que funcionen como un estanque y te hagan sentir como si estuvieras en un lago?

Más que una piscina, son dos. O una con dos zonas: una de baño y otra de filtración o depuración, totalmente independientes pero anexas y conectadas por una tubería, y con un sistema de bombeo que pone el agua en circulación. La zona de baño o de uso suele ser más profunda que una piscina convencional, pero no tiene ni plantas ni peces. La zona de filtración, o donde se conduce el agua para purificarse, concentra el jardín acuático. El agua no es tan agresiva con la piel ni produce molestias en los ojos por no tener mezclados productos químicos adicionales, tampoco se producen olores. Bañarse en agua depurada de forma natural es comparable al baño en aguas cristalinas de arroyos o lagos naturales.

descarga

En la actualidad, en que las técnicas han evolucionado y se han perfeccionado, se puede considerar que hay más de 3.000 proyectos en funcionamiento. Hay piscinas de uso público con superficies superiores a 1.000 m2 o incluso piscinas naturalizadas de interior donde, en la depuración, se usan plantas acuáticas tropicales.

1

¿Cuánto cuesta? El precio de una piscina naturalizada suele iniciarse en los 18.000 €. Pero el coste y el tiempo de mantenimiento es mucho menor que una piscina tradicional, porque no hay que adquirir ni aplicar productos químicos para su limpieza y desinfección. Ni tampoco cambiar el agua. Basta reponer el líquido que se evapora, cuidar las plantas acuáticas y aspirar los sedimentos del estanque unas tres veces al año. Este proceso, además, puede automatizarse.

piscina-natural

 

¿Te apuntas a lo natural?